Reuniones de Zona y Power Point

è Las reuniones de Zona se han convertido desde hace tiempo en poco más que una exposición de instrucciones jerárquicas y de diapositivas de los diferentes power-point que elaboran las Direcciones de Negocio, en las que los Directores y Subdirectores de oficina apenas juegan un papel testimonial y de meras comparsas.

p-wè El diálogo y debate de los temas del orden del día (cuando este existe, ya que la mayoría de las reuniones son convocadas sin explicación alguna de los temas a tratar), así como la participación activa de los Directores y Subdirectores en estas reuniones, aportando constructivamente sus puntos de vista, brilla por su ausencia.

è No sólo eso, sino que, por desgracia, la idea de que hablar en según qué ámbito y en qué momento puede tener consecuencias negativas, se encuentra muy extendida entre los directivos de la red. A todos nos suena eso de que opinar de modo distinto a tu Director de Zona, y sobre todo decirlo (por supuesto con respeto y corrección), puede ser contraproducente para tu carrera profesional.

è El trabajo en equipo ha sido siempre una de las piedras angulares de la Caja, que nos ha permitido posicionarnos en el lugar que ocupamos en el sistema financiero, además de ser un referente para todas las personas que quieren trabajar en esta Organización.

è No es lo mismo reunirse con un grupo que trabajar en equipo. Por eso, no nos gustan las situaciones en que un Director de Zona se altera porque alguien no le sigue la corriente o difiere de sus puntos de vista. Recordamos también que en la Intranet hay un Manual de Calidad sobre cómo afrontar una reunión, que dice cosas como estas:reunion

– Analizamos la convocatoria de la reunión (objetivos a alcanzar, temas a abordar, …) y preparamos nuestra participación en la misma para garantizar que contribuimos de la forma esperada.

       – Programamos en nuestra agenda el día, la hora y el lugar de la reunión. Confirmamos nuestra participación o nuestra ausencia para afectar lo menos posible a un desarrollo eficaz, y, en su caso, permitir buscar otras alternativas.

      – Preparamos nuestras aportaciones a la reunión. Cuidamos la forma de presentarlas. Compartimos nuestras opiniones e ideas argumentándolas con hechos datos y evidencias. Somos concretos y precisos.

       – Cuando recibamos el resumen de la reunión, nos aseguramos de que todos los compromisos estén recogidos y trabajamos para que se alcancen los objetivos acordados.

è Hubo un tiempo en que la libre expresión de los puntos de vista se valoraba como algo positivo, que enriquecía el debate y redundaba en beneficio de todos y de la Caja. Ahora que la crisis impone una reflexión en distintos ámbitos, algunos deberían replantearse también sus métodos y actitudes, porque con el ordeno y mando, coartando a la gente, empobreciendo el debate, no vamos bien. Es algo sencillo de entender, como urgente es rearmar moralmente la función directiva en la Caja, para recuperar un brillo y un prestigio que se quedó en el camino.

Madrid, Marzo de 2009

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: