Los Planes de Pensiones del sistema de empleo no son un bien ganancial

29 agosto, 2009

elplannoesganancialRecogemos en el blog esta sentencia por considerar que tiene interés respecto de una cuestión sobre la que ya se habían planteado numerosas consultas y existían algunas sentencias de los órganos judiciales que se habían pronunciado con diferentes criterios al respecto.

Según esta sentencia del Tribunal Supremo, los derechos en favor de los trabajadores contenidos en los Planes de Pensiones del sistema de empleo, en los que la totalidad de las aportaciones las efectúa la empresa no tienen la naturaleza de bienes gananciales.

Así lo declara la sentencia de 27 de Febrero de 2007 de la Sala de lo Civil ( Sección 1ª ) del Tribunal Supremo.- RJ \ 2007 \ 1632 en su fundamento jurídico quinto, a la vez que declara que dichos derechos, desde el punto de vista de su naturaleza jurídica son análogos a la pensión de jubilación respecto de la que la sentencia que ahora os enviamos recuerda, con cita de las sentencias de 20 de Diciembre de 2003 (RJ 2003, 9199) y la de 20 de Diciembre de 2004 (RJ 2005, 61) ambas del Tribunal Supremo, que no se trata de un bien de naturaleza ganancial.

Anuncios

Posturas para el debate sobre el futuro de las pensiones de los trabajadores

10 agosto, 2009

dialogosocialTranscribimos la opinión de CC.OO. (cuyos contenidos puedes ampliarlos en comfia.info) y la nota de prensa emitida por CCP (donde está integrada ACCAM) sobre el tema de referencia. Consideramos que es un buen material para un debate enriquecedor.

CCOO INSISTE: REDUCIR COTIZACIONES PROVOCARÍA DE INMEDIATO LA ENTRADA EN DÉFICIT DEL SISTEMA
No está de más recordar que en 2006, sindicatos, patronal y Gobierno acordaron apuntalar el sistema público como un bien común a preservar, lo que resulta incompatible con la propuesta empresarial.

El diálogo social encalló en los últimos días del mes de julio, después de que la CEOE decidera cambiar el guión de la negociación y recuperar una batería de propuestas orientadas a romper el consenso como el abaratamiento y la descausalización del despido, el reforzamiento del poder empresarial en las relaciones laborales o el debilitamiento de los sistemas de protección social. Cualquier intento por volver a la mesa de negociación en septiembre y reactivar el diálogo social debe partir, a juicio de CCOO, de una consideración esencial: la superación de la crisis económica y de empleo que vive España exige el esfuerzo de todos y no puede hacerse lesionando derechos básicos de los trabajadores.
La obsesiva preocupación de la CEOE por los costes del factor trabajo y “la necesidad de su reducción para mantener la capacidad del sistema productivo”, no se corresponde con la realidad. En opinión de CCOO, la organización empresarial obvia que el coste unitario del producto está determinado por distintos factores como son los recursos naturales, trabajo y capital (incluido el beneficio), la tecnología disponible y la organización del proceso productivo. Y esta pretensión de reducción de costes prima, para la CEOE, sobre cualquier otra consideración respecto al empleo y la protección de las personas. “Lo vemos en sus propuestas sobre las cotizaciones sociales, el absentismo o los Servicios Públicos de Empleo”, precisa CCOO.
Por otro lado, la posición empresarial, afirma CCOO, afecta a la sostenibilidad del sistema público de protección social, al proponer recuperar lo que definen como “exceso de financiación empresarial” en un valor de 15.302,89 millones de euros (Exceso de financiación de complemento por mínimos 2002-2009­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ -3.999,26 M€-; Bonificaciones contratación desde 2006 -2.908,00 M€-; Fondo Prevención de excedentes de Mutuas AccidentesTrabajo -3.800,00 M€-; Dotación FOGASA -4.595,63 M€-). La propia patronal evalúa cada punto de reducción de la cotización de cuotas empresariales por contingencias comunes en algo menos de 2.500 millones. Es decir, estamos hablando de 6 puntos de reducción, que de aplicarse absorbería ese supuesto exceso de financiación empresarial en tan solo un año.

En el argumentarlo de la CEOE no aparece, sin embargo, ni una referencia a las bonificaciones recibidas a lo largo de estos años por los distintos programas de fomento del empleo, que han acumulado un coste de 23.776,05 millones en el periodo 1998-2008 (3 puntos del PIB). La significativa reducción de cotizaciones sociales propuesta por CEOE, tendría, sin duda, repercusión en un descenso del coste laboral para el empresario, una pérdida en la remuneración de los asalariados medida en la distribución de renta por factores en Contabilidad Nacional y una bajada en los ingresos de las Administraciones Públicas.

Pero además, dice CCOO, tendría severas consecuencias para el futuro del sistema de pensiones. No podemos olvidar que habrá que pagar mejores pensiones a un mayor número de pensionistas y durante un mayor número de años. Esto exige un ajuste permanente del sistema para garantizar su futuro, compromiso que CCOO asumió desde el primer instante y que hemos traducido en acuerdos desde 1996. Pues bien, la posición de las organizaciones empresariales daría al traste con este esfuerzo colectivo que debería ser considerado un bien común a preservar. “Las simulaciones que hemos hecho en CCOO nos llevan a afirmar que la propuesta patronal conllevaría la entrada inmediata del sistema en déficit y el agotamiento del actual Fondo de reserva en menos de cuatro años”.

Por ello, CCOO cree que la posibilidad de recuperar un clima de diálogo social en septiembre dependerá de que todas las partes acepten un marco y unos objetivos de negociación directamente relacionados con la mejora de la protección social, la reactivación de la economía y el avance hacia un nuevo patrón de crecimiento, objetivos que Gobierno, patronal y sindicatos asumieron como propios.

EL PRESIDENTE DE CCP PROPONE UNAS SERIE DE MEDIDAS PARA GARANTIZAR EL FUTURO DE LAS PENSIONES
La viabilidad del sistema de pensiones está en entredicho. La mala salud financiera que padece nuestra economía obliga a estar en alerta para mitigar los riesgos presentes y futuros con respecto a las pensiones y al fondo de reserva.
Confederación de Cuadros y Profesionales (CCP) considera necesario estudiar dentro de los Pactos de Toledo una serie de medidas que afiancen la seguridad del sistema en un futuro a medio y largo plazo.
El Presidente de CCP, Juan Zuriarrain, propone incrementar las dotaciones del fondo de reserva con un impuesto específico, sin ánimo de incrementar la presión fiscal de los ciudadanos, para evitar que recaiga de forma exclusiva en la Seguridad Social la financiación de las pensiones. Este impuesto, que supondría una compensación directa, permitiría dar una cobertura mayor en el mantenimiento de un derecho social incuestionable.
Otra medida a tener en cuenta es la subida de la edad de prejubilación un año más, de los 61 a los 62 años, esto permitirá encarecer los planes de prejubilación a las empresas lo que provocará la reducción de las mismas, además de retrasarlas con el consiguiente doble efecto económico. Juan Zuriarrain manifiesta que “con una tasa de supervivencia cada más vez más elevada, parece razonable este incremento en la edad de prejubilación y sería bien comprendido por la sociedad”.
En cuanto a la edad de jubilación el Presidente de CCP considera importante que el trabajador pueda elegir libremente jubilarse a los 65 años o retrasarla hasta los 67 años, sin que su Convenio Colectivo le obligue a jubilarse a los 65 años o antes, teniendo en cuenta además que la ley permite trabajar hasta los 70 años. En el caso de que un empleado quisiera continuar trabajando hasta esta edad debería ser adoptado de mutuo acuerdo entre la empresa y el trabajador.

A estas medidas Zuriarrain añade el incremento paulatino del cálculo de las pensiones de 15 a 25 años para obtener la cuantía de la prestación de las pensiones, ya que manifiesta que “es justo que se adecuen los montantes a percibir a la cuantía y a los años cotizados por los trabajadores”. Por último el Presidente de CCP subraya la conveniencia de no perjudicar fiscalmente a los fondos de pensiones privados ya que pueden convertirse en un buen instrumento de complementariedad del sistema público. En este sentido critica el actual tributo de estos fondos al marginal del IRPF, y hace hincapié que los rendimientos deberían tributar al 18% como todas las rentas de capital y plusvalías.


La nueva sucursal bancaria: Cafés de Internet y Alquiler de Habitaciones

5 agosto, 2009

Los grandes bancos están cerrando sucursales y centrándose en las ventas de productos de alto margen. Mientras tanto, los pequeños bancos innovadores se vuelven más creativos para competir
nuevasredesfuturasEn Charlotte, Carolina del Norte, a sus habitantes les gusta bromear diciendo que hay una iglesia o una sucursal bancaria en prácticamente cada esquina, lo que es adecuado, ya que ambas son vistas como lugares de culto en una ciudad que hasta una reciente fusión se jactaba de tener dos de los cinco bancos más grandes. Charlotte no es la única, porque durante el auge inmobiliario de la última década, los bancos comerciales de todo el mundo abrieron nuevas sucursales tan rápido como pudieron. De 1990 a 2006, el número de sucursales bancarias en los EE.UU. casi se duplicó, hasta más de 90.000, o aproximadamente una por cada 2.200 adultos en el país.

Pero ahora que la burbuja inmobiliaria ha reventado, el sector bancario está inundado de un exceso sucursales, un problema que trata de corregir. El 28 de julio, el Bank of America (BAC) confirmó informes de que va a cerrar un número indeterminado de sus 6.100 sucursales en los próximos años, aunque dicen los expertos de la industria que de un 5% a un 10% de reducción no sería sorprendente. Lo que impulsa los recortes no es sólo la caída del negocio generado por las hipotecas, sino las nuevas tecnologías introducidas por los bancos, como el pago de la factura por internet y la banca móvil, así como la proliferación de cajeros automáticos con muchas más funciones que sus predecesores.

Y todavía mas: pequeñas aplicaciones de control de cuentas para los teléfonos inteligentes, ordenadores y otros dispositivos que permiten a los consumidores a depositar cheques en cualquier lugar que tenga una conexión a Internet, como es el caso de los clientes de Caja de Ahorros USAA, que incluso pueden hacer depósitos por iPhone. “Estas nuevas tecnologías realmente elevan las posibilidades de juego para las cooperativas de crédito y bancos pequeños, que necesitan una manera de competir con las extensas redes de sucursales de los grandes bancos”, dice Bob Meara, una analista senior de Celent, una empresa de investigación financiera u consultoría de Boston.

Liam McGee, jefe de consumidores y pequeñas empresas en la banca BofA, señala que mientras que el 33% de todos los depósitos efectuados en una sucursal bancaria por los clientes del banco se realizaron a través de su red de 16.700 cajeros automáticos en fecha tan reciente como enero, esa cifra ha aumentado al 50 % en cuanto el banco ha desarrollado la primera ola de 1.500 nuevos cajeros automáticos que dan a los clientes un recibo que incluye imágenes impresas de los cheques que acaban de ingresar. “Ha habido un cambio significativo en el comportamiento de nuestros clientes, y ha ocurrido de manera muy rápida,” dijo McGee en una entrevista con BusinessWeek. “Queremos dar a los clientes la posibilidad de hacer transacciones cuando y donde sea conveniente para ellos.”
Lee el artículo completo en Comfia.info