Ante la nueva reestructuración del Sector Financiero

7 febrero, 2012

Durante los últimos tres años hemos reclamado una reestructuración ordenada del sistema financiero. Sin embargo, hemos perdido tres largos años, hemos destinado casi 23.000 mill €, han desaparecido casi 15.000 puestos de trabajo, no se han depurado responsabilidades y se ha realizado una reestructuración fallida, pues finalmente el Crédito sigue sin circular y tenemos cuatro entidades entre nacionalizadas e intervenidas.

Hace apenas una semana desde COMFIA CCOO señalábamos que realizar el saneamiento de balances de una vez y “a pulmón” podía conllevar mayor restricción del crédito y precipitar fusiones, con un alto coste laboral en términos de empleo. También existiría el riesgo de crear un oligopolio bancario. Un grupo muy reducido de grandes entidades tendrían ventajas y a medio y largo plazo el consumidor pagaría muy caros los servicios; y multitud de ciudadanos debido a la exclusión financiera caerían en riesgo de exclusión social.

Reclamábamos apoyos financieros externos. Reclamábamos responsabilidades porque los apoyos lo serían con financiación pública. Responsabilidades porque se ha de poner el foco en la consecución de entidades plenamente solventes y había que evitar errores del pasado. Responsabilidades porque los salarios de los ejecutivos deben estar limitados y acordes a la situación actual. Asimismo, reclamábamos la racionalización de los órganos de gobierno, sobre todo en los SIPs -demasiados consejos, asambleas y consejeros -. También exigíamos protección al empleo del sector.

¿Bastará con las medidas aprobadas por el Gobierno? En primer lugar hablemos de cifras. 50.000 mill € de saneamiento de balances son muchos € si se añaden a los casi 100.000 mill € que ya se han aplicado anteriormente. Sin embargo sigue sobrevolando la sombra de la duda, dada la alta exposición inmobiliaria. El Gobierno fía demasiado su política a la teoría de los vasos comunicantes. 50.000 millones serán suficientes si las entidades venden sus activos inmobiliarios y aflora parte del saneamiento anterior.

El Gobierno ha ampliado los fondos disponibles del FROB, pero estimamos que el esfuerzo de 35.000 mill € a cargo de las entidades en un solo año y las fusiones van a lastrar la reactivación del Crédito y, por lo tanto, del crecimiento del Empleo, con mayúsculas. El esfuerzo de racionalización de órganos y limitación de remuneraciones va en muy buena dirección, pero aún queda por depurar la responsabilidad y emolumentos de gestores anteriores y se debe avanzar en la limitación de dichas retribuciones también en las que no han sido apoyadas por el Estado. Al fin y al cabo su retribución se construye a costa del resto de stakeholders: clientes, accionistas y plantillas.

Y por último, reclamamos un compromiso con el empleo del sector. Acabamos de alcanzar un acuerdo de Convenio que marca la hoja de ruta de cómo abordar la reestructuración. Los trabajadores hacemos un esfuerzo muy importante de contención salarial y flexibilidad interna. Exigimos compromisos en materia de empleo, compromisos que también reclamamos a las autoridades.

Anuncios