DIRECTORES NO DIRECTIVOS

27 mayo, 2015

Directivo, es aquel individuo que toma parte en las decisiones estratégicas de la empresa, para su desarrollo y funcionamiento.

Director / Directora, persona que dirige un equipo de trabajo.

No permitas la doble vara de medir de la Empresa.

Cuando le interesa a la Empresa, a las compañeras y compañeros que nos encontramos al frente de equipos, tanto en oficinas como en  SSCC, nos incluyen como “Directivos” de la Empresa.  Normalmente  es a la hora de exigirnos  más esfuerzos, más dedicación y  más responsabilidades.  Sin embargo cuando se presenta una incidencia operativa,  una nueva clasificación de oficinas con errores subsanables, o simplemente  una baja de larga duración que afecta a ese nuevo “modelo de trabajo” al que  llaman “productividad diaria”, te contestan… “Es lo que hay”.   Y tú te quedas meditando…  “pero yo no era Directivo”?

 ¿Hace cuanto tiempo que la Empresa no cuenta con la opinión de sus Directores/as para hacer frente a los retos, objetivos que se fijan anualmente?

¿Hace cuanto tiempo que la Empresa no pide opinión a las personas que se encuentran dirigiendo un grupo de trabajadores, para ver la conveniencia de realizar en este momento, o más adelante, un cambio en uno o varios compañeros de sus plantillas?

La Empresa no cuenta con sus Directores y Directoras como   Directivos de la misma.  Solo les llama así, cuando en las reuniones de trabajo, cuando en los despachos individuales, se les quiere exigir aún más,  “camuflando” dicho esfuerzo en el engaño de que son Directivos de la Empresa.

Cuando a alguien de este  colectivo de  Subdirectores/as se les ofrece para nombramientos como  Directores/as de oficina, a ninguno de ellos hay que explicarles que su nueva función conllevará alguna reunión en horario de tarde  (que no tienen que ser todas),  algún grupo de trabajo, alguna visita con cliente en jornada de tarde, o simplemente prolongar algo más la jornada, para terminar alguna operación más compleja y urgente.titera

En ningún caso, y cuando se nos ofrece la dirección de una oficina, se nos modifican las condiciones horarias,  ni se nos ofrecen nuevas compensaciones económicas por la nueva función, salvo que el nuevo nombramiento no tenga la categoría/nivel mínimo para ese puesto.

La función de la Directora y del Director, están reguladas dentro del convenio colectivo. No tienen ninguna compensación  económica, dietas, tarjetas, coche de empresa, etc.,  como aquellos directivos de la empresa   con los cuales sí se negocian y pactan otras exigencias y disponibilidad.

No debemos permitir que a cambio de “la zanahoria” en forma de promesa muy a futuro, y solo para algunos,  se juegue con nuestra profesionalidad, ilusión,  nuestro tiempo,  nuestra familia, y en definitiva con nuestra vida.

Somos Directores/as.  Dirigimos equipos para la consecución de unos objetivos. No somos  Directivos que diseñamos las estrategias y los objetivos a conseguir.